Sociedad Nacional de Agricultura, un futuro con historia

Indicadores Económicos
Dólar Observado: 694,47
Euro: 844,44
UF: 29.533,28
UTM: 51.798
ARROZ
Hoy: 239
Semana Anterior: 241 *$/Kg, referencia costo importación
MAÍZ
Hoy: 175
Semana Anterior: 178 *$/Kg, referencia costo importación
TRIGO
Hoy: 234
Semana Anterior: 241 *$/Kg, referencia costo importación

Columna del Presidente
Discurso nombramiento como Presidente de la SNA


Estimadas y estimados

Directoras, directores, consejeras y consejeros, socios, amigas y amigos agricultores.

Les agradezco a todos la confianza que me han otorgado. Como agricultor tener la oportunidad de dirigir a la SNA, el gremio más antiguo de Chile y el segundo más antiguo del mundo, es un gran honor y una gran responsabilidad.

Quiero aprovechar de darles la bienvenida a todas y todos los nuevos consejeros que patriotamente han aceptado ser miembros y colaborar con  nuestra gran institución. Especialmemte quiero saludar a las mujeres que se integran para el periodo 2021-2023 con su reconocida trayectoria. Ojalá cada vez sean más mujeres las que se sumen.

Los fundadores de la SNA, por el año 1838, fueron muy visionarios. Pensaron que el país necesitaba una entidad privada que ayudara al Estado a velar por la agricultura. Y no se equivocaron. Efectivamente, nuestro gremio ha colaborado activamente con el desarrollo del agro y del país a lo largo de su historia.

De acuerdo a ese mandato original y visión , pienso que el desafío actual de la SNA debe apuntar a modernizar el pensamiento agrícola, a responder a los tiempos de cambios acelerados en entornos inciertos que caracterizan al mundo entero.

Debemos levantar la mirada y responder a las preocupaciones actuales de la gente, como son una mayor inclusión, el cuidado activo del medio ambiente, la generación de más y mejores trabajos y una mayor redistribución. Los agricultores y las empresas agrícolas tenemos la tarea de lograr un entorno laboral donde hayan más oportunidades, en que sus trabajadores se sientan orgullosos de trabajar y vivir en la ruralidad, donde estamos seguros que tendrán más y mejor calidad de vida que en las ciudades .

Aspiro a que esta presidencia ponga el foco en 4 puntos principales:

1) La sustentabilidad hídrica

A partir de lo que se ha hecho en las mesas del agua, pienso que debemos abordar la sustentabilidad del agua desde una mirada global, incorporando a todos sus actores.  La prioridad del agua como consumo humano debe ir de la mano de su uso como fin alimentario y amarrado con el desarrollo económico del país y, en especial, con el de las regiones. No podemos hablar de nuestros derechos y necesidades con independencia de las restantes necesidades.

Además, debemos considerar el nuevo entorno: una sequía que sobrepasa la década, que llegó para quedarse y que se ha ido expandiendo hacia el sur. En este contexto, falta mucha gestión para, realmente, no desperdiciar las gotas o litros de agua en un país de escasez permanente y creciente de norte a sur.

Por ello, debemos trabajar coordinadamente con las empresas sanitarias, juntas de vigilancia, comunidades, alcaldías, gobernaciones, intendencias, ministerios. La sustentabilidad hídrica sólo la obtendremos con un trabajo público-privado, en que con franqueza todos los partícipes busquemos el bien de todas las partes.

Por ejemplo, la situación del río Maipo y de la ciudad de Santiago debe ser abordada por muchas entidades afectadas y no sólo por los agricultores, ya que de no hacerlo, muy pronto, todos nos veremos afectados.

2) La formalidad del mundo laboral

La escasez e informalidad de la mano de obra en el mundo rural ha ido en aumento. La pandemia ha acentuado la situación  de menor disponibilidad de colaboradores, ya que ha hecho que las personas tengan dificultades  para acercarse a los campos y empresas agrícolas, de lo cual estamos conscientes y preocupados de cómo mejorar. Pero aun superada esta crisis, debemos abordar este grave problema. En caso contrario, el desarrollo agrícola sólo se producirá en cultivos en que sea posible la mecanización y automatización.

Debemos analizar con las autoridades políticas y públicas opciones que incentiven la formalidad laboral, que es la forma que permite proteger a las personas y sus familias. Y nosotros los agricultores ,productores de alimentos, tenemos el desafío de ofrecer un mejor trabajo, mejores instalaciones, mejores perspectivas a nuestros trabajadores y los suyos.

3) Sustentabilidad agrícola

Nuestros campos deben ser sustentables en el tiempo para poder continuar realizando nuestro trabajo insustituible y proveer de alimentos al mundo.

Debemos trabajar con las agrupaciones ecológicas, entenderlas y hacernos entender, de modo de demostrar que podemos trabajar respetando el medio ambiente y que somos los mayores interesados de que así sea.

No podemos seguir negando los requerimientos medio ambientales. No podemos seguir peleando sin considerar el cambio de escenario. El poder judicial tiene casi una sola mirada al respecto, y nosotros tenemos que acercar posiciones para convivir de buena forma con las visiones de producción y sustentabilidad.

4) Asociatividad y potencia agroalimentaria

La SNA desde sus inicios tuvo la visión de fomentar la agricultura y la formación de los agricultores. La incorporación de agricultores pequeños y medianos a una mayor productividad es nuestro deber  como gremio. Debemos ayudar a la pequeña agricultura a ser parte del crecimiento del rubro, donde pueden lograr muy buenos resultados en una escala mayor.

fomentar la productividad  de todo el sector para mantener la rentabilidad, también, es esencial para concretar la gran aspiración de que Chile sea una potencia agroalimentaria

Otro temas

Hay otros desafíos para nuestro país que nos preocupan, entre ellos, la seguridad para el mundo agrícola. Los agricultores y trabajadores tienen miedo, la impunidad alimenta la violencia y la inseguridad.

Al respecto, la Araucanía es el lugar que más nos preocupa por la ausencia de un real estado de derecho. Confiamos en que todas las autoridades de todas las tendencias se unan para encontrar una solución definitiva a un problema que se arrastra por décadas y del que se están aprovechando violentistas y narcotraficantes.

La atención de la salud en la ruralidad es otro tema que nos inquieta, aunque ha habido una mejoría al respecto con la creación de los Cesfam que hay que mantener, aumentar y mejorar.

La conectividad y el acceso a internet en las zonas rurales debieran ser políticas prioritarias para todo gobierno, de modo que los trabajadores y especialmente sus hijos puedan desarrollarse y estudiar sin problemas y después quieran seguir trabajando en los campos con buenas posibilidades laborales.

Apreciar el mundo agrícola

Por último, quiero contarles de una profunda aspiración que nos anima: queremos que la agricultura sea percibida como un sector moderno, pujante, relevante, que alimenta a nuestro país y al mundo, que ofrece buenas oportunidades laborales, y que genera muchas mejoras para su entorno. Que sea percibida como una de las columnas de desarrollo de Chile, por desarrollarse a todo su largo y ancho y darle una identidad común. Como la actividad más esencial de todas, por proveer de alimentos que son sinónimo de vida.

Con ese fin, como SNA  estamos realizando una campaña publicitaria potente en redes sociales, radios y otros medios, para mostrar la real agricultura y darla a conocer a nuestros consumidores, para que sepan de nuestros esfuerzos y buenas practicas. Pero esta publicidad debe ir acompañada de acciones concretas en ese sentido: todos nuestros agricultores, grandes y pequeños, deben profesionalizarse, deben tener estados financieros, buenas contabilidades y pagos de impuestos acordes; buscaremos caminos para ayudarlos en esta capacitación, que es el camino para que los agricultores puedan tener mejores resultados y mayor credibilidad, y donde podremos cooperar más con el Estado.

Además, implementaremos una campaña para atraer nuevos socios y gremios ligados al quehacer agrícola,  lo que es imprescindible para tener un respaldo sólido, que nos permita afrontar unidos las necesidades que tiene la agricultura actualmente.. Esto también incluye a los 45 gremios del sector agrícola, que ya son parte de la SNA

Espero contar con el apoyo de todos ustedes, para ayudar a que los campos de todos los productores de alimentos, sus colaboradores y cadena alimenticia, puedan ser cada día mejores.

¡Muchas Gracias!

Cristián Allendes Marín
Presidente Sociedad Nacional de Agricultura


Ver todas las Columnas