输入密码: Sociedad Nacional de Agricultura Comité laboral

Sociedad Nacional de Agricultura, un futuro con historia

Indicadores Económicos
Dólar Observado: 781,44
Euro: 912,58
UF: 28.702,11
UTM: 50.322
ARROZ
Hoy: 239
Semana Anterior: 241 *$/Kg, referencia costo importación
MAÍZ
Hoy: 175
Semana Anterior: 178 *$/Kg, referencia costo importación
TRIGO
Hoy: 234
Semana Anterior: 241 *$/Kg, referencia costo importación

Comité laboral

A partir de un diagnóstico actualizado de la realidad y del marco legal vigente, el Comité ha relevado los principales problemas que se enfrentan para acceder al uso del recurso y atender los requerimientos de la producción agropecuaria.

Para cumplir con su objetivo, se relaciona con las autoridades pertinentes para presentar propuestas específicas en materia de políticas públicas sobre derechos de aguas, para perfeccionar el funcionamiento del mercado de derechos, la administración del recurso en las zonas de riego y la política de inversión pública en obras de regadío.

Director: Patricio Crespo (vice-presidente SNA).

Integrantes: Fernando Peralta y Gabriel Muñoz (presidente y vicepresidente de la Confederación de Canalistas de Chile); Gonzalo Bulnes, José Lorenzoni, Carlos Ariztía, Diego Castro y Víctor Ugarte (consejeros de la SNA y dirigentes de organizaciones de regantes); Germán Wielandt (presidente de la Asociación Gremial de Riego y Drenaje); Rafael del Valle (abogado especialista en Aguas) y Javier Carvallo (ingeniero civil hidráulico y Juez de Aguas Junta de Vigilancia del Río Maipo y Estero Chimbarongo).

Secretario Técnico: Francisco Gana fgana@sna.cl

El mito de la escasez de agua

Chile no tiene problemas de agua. El problema es que está mal aprovechada. Entre Coquimbo y La Araucanía, el 70% del agua se pierde y se va al mar.

Hoy apenas se riegan 1 millón de hectáreas. Si aprovecháramos tan sólo un 50% del agua que se va al mar, podríamos multiplicar por cinco la superficie regada de la zona central y centro sur. Esto permitiría extender significativamente las superficies de frutales y viñas, (hoy unas 500 mil hectáreas, que generan exportaciones por casi 6.000 millones de dólares anuales). Esto se puede resolver de dos maneras a la vez: recargando las napas subterráneas para explotar a voluntad el embalse subterráneo y construyendo nuevos embalses.

La escasez hídrica en las zonas de riego es producto de la falta de infraestructura, de previsión y de erráticas actuaciones de la DGA, lo que ha ocasionado serios problemas tanto a la población como a la agricultura en ciertas áreas de la zona centro norte y central del país. En estas circunstancias, las organizaciones de regantes han cumplido una importante labor con la gestión de las aguas para velar por una adecuada distribución del recurso.

La recarga de acuíferos es una inversión altamente rentable

En marzo de 2011 el Comité de Aguas de la SNA convocó a representantes de los Ministerios de Obras Públicas, Agricultura y Mideplan, a participar en una gira académica y práctica a California, Estados Unidos, destinada a conocer la experiencia en la gestión de los embalses naturales subterráneos y la recarga artificial de acuíferos.

Esta solución, que se aplica hace años en el Estado de California, se puede implementar en nuestro país con enormes ventajas. Primero, es una solución para resolver los problemas de escasez en el corto plazo, pues requiere inversiones de baja complejidad y fáciles de implementar. Segundo, tiene costos de inversión muchísimo menores que construir un embalse: infiltrar las napas subterráneas tiene un costo de no más de $30 por m3, mientras que la misma cantidad de agua provista por un embalse superficial cuesta alrededor de $1.000 el m3, es decir, 33 veces más.

Fomentar la inversión en recarga de acuíferos podría resolver dos cosas: los problemas de escasez en importantes zonas regadas de la zona central y, al mismo tiempo, poner bajo riego suelos agrícolas hoy marginales, pero que tienen gran potencial productivo y están en manos de pequeños productores con baja productividad.

Medidas para mejorar el funcionamiento del mercado de las aguas

Mejorar el funcionamiento del mercado de los derechos de aguas ayudaría enormemente a la asignación del recurso en circunstancias de escasez, como está ocurriendo en varias cuencas. El Comité de Aguas propone cinco medidas concretas:

  • Establecer mecanismos más fluidos y menos costosos para incentivar el perfeccionamiento de los derechos de aguas. En la actualidad sólo es posible hacerlo a través de tribunales, con un alto costo económico y de tiempo que pocos agricultores están dispuestos a asumir.
  • Regularizar las extracciones ilegales.
  • Apoyar en forma decidida las organizaciones de usuarios y, en especial, la formación de las comunidades de aguas subterráneas.
  • Otorgar derechos provisionales de aguas subterráneas donde la evidencia indica que hay recursos disponibles, y en paralelo imponer la constitución de las Comunidades de Agua en estos acuíferos, para que sean los propios titulares quienes velen por la justa distribución de los derechos concedidos y cautelen la sobrevivencia del acuífero.
  • Regularizar los derechos de aguas de los pequeños productores, para que puedan acceder a financiamiento para mejorar sus sistemas de riego y a mejores prácticas productivas.
  • Traspasar a los usuarios las obras de riego construidas por el Estado.